Que ruina Brasil que desastre

Esperpéntica participación la que se vio obligado a en la última prueba del Mundial de MX-2, celebrada en la localidad brasileña de Canhelina. Debido al elevado coste del traslado, el equipo de Butrón optó por alquilar dos motocicletas en Sao Paulo y llevarse desde España algunas piezas concretas para hacerlas competitivas allí mismo. Pero el tiro les salió por la culata, pues se encontraron con dos máquinas viejas y con mucho uso. Una de ellas ni siquiera arrancó; la otra se quedó sin frenos en plena clasificatoria y tan sólo le permitió al chiclanero dar una vuelta. Así, Butrón acababa 32º en la parrilla de salida.

Faltaban 15 minutos para la disputa de la primera manga de carrera y el equipo Suzuki Beursfoon no tenía moto, aunque finalmente conseguía una prestada por parte de un particular con la que Butrón logró acabar 19º y 13º en las dos mangas. Esos puestos le valieron al gaditano la 16ª plaza de la prueba y ascender cinco posiciones en la general del Mundial para acabar 33º tras haber participado en sólo siete pruebas de las 15 del certamen.salto solo espectacular

Anuncios